• Inversiones, Negocios 24.02.2020 Comentarios desactivados

    Siempre digo que emprender es similar a un deporte extremo. Un deporte de alto riesgo. Emprender req

  • Inversiones, Negocios 24.02.2020 Comentarios desactivados

    Siempre digo que emprender es similar a un deporte extremo. Un deporte de alto riesgo. Emprender req

  • Inversiones, Negocios 24.02.2020 Comentarios desactivados

    ¡Todos los escenarios siguen sobre la mesa! Así lo describe la Organización Mundial de la Salud (OMS) en lo que concierne al coronavirus o COVID-19, en este inicio del año 2020. Si bien aún no se estima que se vuelva una pandemia, este virus sigue todavía en el revuelo mundial por su alto nivel de contagio (a pesar de presentar una baja tasa de mortalidad, la cual es cercana al 2.8%) ya que se tienen registrados aproximadamente 74,576 casos.

    Según (Consalud, 2020) “Hasta la fecha, todos los fallecidos se han producido en China salvo seis que han sido reportados en Taiwán, Japón, Filipinas, Hong Kong y Francia”

    Siendo China un país con altísimo nivel comercial y de manufactura [es el país número 1 a nivel mundial en capacidad de exportación (Actividadeseconomicas.org, 2019)] la posibilidad de contagio sigue siendo una realidad con el resto del mundo.

    Sea hoy el COVID-19 o el día de mañana un nuevo virus desconocido para la humanidad, las preguntas que te invito a que te hagas son: 

    1. ¿Está preparado mi país para manejar una situación de este tipo de riesgo?
    2. ¿Está preparada mi organización para mantener su operatividad bajo un riesgo como este? 

    Si la incertidumbre es lo que viene a tu mente, posiblemente no lo estén. Y es acá donde entra la Gestión de Continuidad de Negocios. Cuando escuchamos el término continuidad de negocios (si ya lo conocemos) la sensación inmediata invita a pensar en contingencias, riesgos tecnológicos e incluso desastres naturales; sin embargo, la estrategia para mantener la operatividad de las organizaciones en escenarios disruptivos debe ser orientada al más amplio espectro de riesgos o escenarios que pueden afectar a la organización.

    En otras publicaciones he resaltado que el corazón de un sistema de continuidad de negocios pasa por un correcto Análisis de impacto al negocio y una correcta evaluación de riesgos, las cuales, forman las bases para la construcción de una estrategia que contempla un plan.

    La mayor parte de las estrategias contra riesgos fracasan, porque carecen de una planificación, las organizaciones subestiman las condiciones que les pueden causar disrupciones a la operatividad y luego se ven en escenarios donde tiene que “improvisar”. Esto me recuerda a una frase que leí por ahí “Nunca hay tiempo para planificar, pero siempre hay tiempo para hacer las cosas dos veces”un reflejo claro de la práctica continua de los reprocesos.

    Por lo tanto, revisaremos un conjunto de medidas propuestas por OMS que te han de apoyar en la creación de una estrategia para poder prepararte ante escenarios como el COVID-19, pero las integraremos en 11 medidas con una perspectiva de continuidad de negocios para riesgos asociados a enfermedades, desde las directrices de comunicación, personas y la recuperación tecnológica.

    Ilustración 1 Directrices básicas para mantener la Continuidad de Negocios.

    1. Personas.

    Proteger el bienestar de los colaboradores y brindarles apoyo, forma parte fundamental de la estrategia de continuidad de negocios. Acá las medidas son:

    1. Designar una persona con rol de liderazgo en la organización que se encargue de dar seguimiento a la evolución de la enfermedad y los posibles impactos en la continuidad de la operación.
    2. Brindar los equipos de protección adecuados al personal (desinfectante de manos, mascarillas, etc.) y garantizar tener un stock de abastecimiento.
    3. Establecer un procedimiento sencillo para el manejo de cualquier sospecha de infección, que pasos se deben seguir y cuáles son los canales de comunicación adecuados. Así mismo, mantener identificados a los entes autorizados para el manejo de los casos detectados (Hospitales, centros de salud, Clínicas, etc.).
    4.  Realizar continuas evaluaciones de las condiciones higiénico-sanitarias en diferentes puntos de la organización y realizar las adaptaciones correspondientes a los diferentes escenarios que vaya presentando la enfermedad.

    2. Comunicación.

    Esta parte juega un rol principal en la capacidad que tiene la organización para poder transmitir el conocimiento, las medidas adecuadas, y la continua retroalimentación a su staff. Las medidas en este punto son:

    1. Comunicar los riesgos críticos y demás eventos asociados a la enfermedad a todo el personal, de esa forma, se mejorará el conocimiento de los colaboradores y se ira eliminando la desinformación.
    2. Desarrollar un plan de educación para educar a los colaboradores sobre control de infecciones, higiene personal, uso de equipos de protección, medidas alimentarias, lavado de manos y comportamiento en ambiente llenos de personas.
    3. Implementar una estrategia de comunicación de riesgo sencilla que transmita a los colaboradores las medidas de protección y prevención en caso de identificar un escenario de contagio.

    3. Enfoque tecnológico.

    Encontrarse bajo escenarios de este tipo no significa que la parte tecnológica no pueda ser afectada, causando afectaciones a la continuidad del trabajo. Acá la solución pasa por mantener una correcta administración de vulnerabilidades basada en riesgos a como lo destaca (Prateek Bhajanka, 2019) “Para 2022, las organizaciones que usen el método de administración de vulnerabilidades basada en el riesgo sufrirán un 80 % menos”. 

    Las 4 medidas básicas a tomar en cuenta son:

    1. Tener identificadas los procesos y las funciones críticas de la organización; aquellas que puedan verse afectadas y aquellas que puedan trabajar a un mínimo de capacidad.
    2. Revisar las locaciones alternativas que pueden ser usadas para realizar el trabajo operativo por el personal crítico (esto incluye el trabajo remoto desde casa, garantizando el equipo adecuado).
    3. Validar o establecer relaciones con socios estratégicos que brinden servicios de críticos a la compañía y que puedan garantizar la continuidad de estos en situaciones disruptivas (servicios de telecomunicaciones, electricidad, soporte técnico, etc.).
    4. Establecer un procedimiento y proporcionar la capacitación para el staff crítico necesario para poder desarrollar el trabajo de forma remota o en condiciones disruptivas.

    Estas son las medidas esenciales que he considerado deben tomar las organizaciones ante situaciones disruptivas originadas de eventos como el coronavirus para mejorar sus opciones de mantenerse operativos (cabe señalar, que para establecer un sistema de continuidad de negocios bajo un estándar como ISO 23301, se requiere en la profundización de estos y otros relacionados).

    Sin duda alguna, la administración de la vulnerabilidad cada vez se vuelve un punto más sobresaliente e importante para las organizaciones y se deben tomar medidas al respecto en un mundo tan acelerado.

    Siempre es un gusto para mí poder compartir un poco de conocimiento y experiencia. Espero este articulo haya sido de tu agrado

    ¡Saludos Cordiales!

    Créditos a las publicaciones de

    ·        Actividadeseconomicas.org. (14 de Marzo de 2019). Datasur. Obtenido de https://www.datasur.com/top-10-paises-mayores-exportadores-del-mundo/

    ·        Consalud. (20 de Febrero de 2020). Consalud. Obtenido de https://www.consalud.es/pacientes/oms-mantiene-escenarios-coronavirus-niega-exista-pandemia_74540_102.html

    ·        Prateek Bhajanka, M. S. (2019). A Guide to Choosing a Vulnerability Assessment Solution. Gartner.

  • Inversiones, Negocios 24.02.2020 Comentarios desactivados

    ¡Todos los escenarios siguen sobre la mesa! Así lo describe la Organización Mundial de la Salud (OMS) en lo que concierne al coronavirus o COVID-19, en este inicio del año 2020. Si bien aún no se estima que se vuelva una pandemia, este virus sigue todavía en el revuelo mundial por su alto nivel de contagio (a pesar de presentar una baja tasa de mortalidad, la cual es cercana al 2.8%) ya que se tienen registrados aproximadamente 74,576 casos.

    Según (Consalud, 2020) “Hasta la fecha, todos los fallecidos se han producido en China salvo seis que han sido reportados en Taiwán, Japón, Filipinas, Hong Kong y Francia”

    Siendo China un país con altísimo nivel comercial y de manufactura [es el país número 1 a nivel mundial en capacidad de exportación (Actividadeseconomicas.org, 2019)] la posibilidad de contagio sigue siendo una realidad con el resto del mundo.

    Sea hoy el COVID-19 o el día de mañana un nuevo virus desconocido para la humanidad, las preguntas que te invito a que te hagas son: 

    1. ¿Está preparado mi país para manejar una situación de este tipo de riesgo?
    2. ¿Está preparada mi organización para mantener su operatividad bajo un riesgo como este? 

    Si la incertidumbre es lo que viene a tu mente, posiblemente no lo estén. Y es acá donde entra la Gestión de Continuidad de Negocios. Cuando escuchamos el término continuidad de negocios (si ya lo conocemos) la sensación inmediata invita a pensar en contingencias, riesgos tecnológicos e incluso desastres naturales; sin embargo, la estrategia para mantener la operatividad de las organizaciones en escenarios disruptivos debe ser orientada al más amplio espectro de riesgos o escenarios que pueden afectar a la organización.

    En otras publicaciones he resaltado que el corazón de un sistema de continuidad de negocios pasa por un correcto Análisis de impacto al negocio y una correcta evaluación de riesgos, las cuales, forman las bases para la construcción de una estrategia que contempla un plan.

    La mayor parte de las estrategias contra riesgos fracasan, porque carecen de una planificación, las organizaciones subestiman las condiciones que les pueden causar disrupciones a la operatividad y luego se ven en escenarios donde tiene que “improvisar”. Esto me recuerda a una frase que leí por ahí “Nunca hay tiempo para planificar, pero siempre hay tiempo para hacer las cosas dos veces”un reflejo claro de la práctica continua de los reprocesos.

    Por lo tanto, revisaremos un conjunto de medidas propuestas por OMS que te han de apoyar en la creación de una estrategia para poder prepararte ante escenarios como el COVID-19, pero las integraremos en 11 medidas con una perspectiva de continuidad de negocios para riesgos asociados a enfermedades, desde las directrices de comunicación, personas y la recuperación tecnológica.

    Ilustración 1 Directrices básicas para mantener la Continuidad de Negocios.

    1. Personas.

    Proteger el bienestar de los colaboradores y brindarles apoyo, forma parte fundamental de la estrategia de continuidad de negocios. Acá las medidas son:

    1. Designar una persona con rol de liderazgo en la organización que se encargue de dar seguimiento a la evolución de la enfermedad y los posibles impactos en la continuidad de la operación.
    2. Brindar los equipos de protección adecuados al personal (desinfectante de manos, mascarillas, etc.) y garantizar tener un stock de abastecimiento.
    3. Establecer un procedimiento sencillo para el manejo de cualquier sospecha de infección, que pasos se deben seguir y cuáles son los canales de comunicación adecuados. Así mismo, mantener identificados a los entes autorizados para el manejo de los casos detectados (Hospitales, centros de salud, Clínicas, etc.).
    4.  Realizar continuas evaluaciones de las condiciones higiénico-sanitarias en diferentes puntos de la organización y realizar las adaptaciones correspondientes a los diferentes escenarios que vaya presentando la enfermedad.

    2. Comunicación.

    Esta parte juega un rol principal en la capacidad que tiene la organización para poder transmitir el conocimiento, las medidas adecuadas, y la continua retroalimentación a su staff. Las medidas en este punto son:

    1. Comunicar los riesgos críticos y demás eventos asociados a la enfermedad a todo el personal, de esa forma, se mejorará el conocimiento de los colaboradores y se ira eliminando la desinformación.
    2. Desarrollar un plan de educación para educar a los colaboradores sobre control de infecciones, higiene personal, uso de equipos de protección, medidas alimentarias, lavado de manos y comportamiento en ambiente llenos de personas.
    3. Implementar una estrategia de comunicación de riesgo sencilla que transmita a los colaboradores las medidas de protección y prevención en caso de identificar un escenario de contagio.

    3. Enfoque tecnológico.

    Encontrarse bajo escenarios de este tipo no significa que la parte tecnológica no pueda ser afectada, causando afectaciones a la continuidad del trabajo. Acá la solución pasa por mantener una correcta administración de vulnerabilidades basada en riesgos a como lo destaca (Prateek Bhajanka, 2019) “Para 2022, las organizaciones que usen el método de administración de vulnerabilidades basada en el riesgo sufrirán un 80 % menos”. 

    Las 4 medidas básicas a tomar en cuenta son:

    1. Tener identificadas los procesos y las funciones críticas de la organización; aquellas que puedan verse afectadas y aquellas que puedan trabajar a un mínimo de capacidad.
    2. Revisar las locaciones alternativas que pueden ser usadas para realizar el trabajo operativo por el personal crítico (esto incluye el trabajo remoto desde casa, garantizando el equipo adecuado).
    3. Validar o establecer relaciones con socios estratégicos que brinden servicios de críticos a la compañía y que puedan garantizar la continuidad de estos en situaciones disruptivas (servicios de telecomunicaciones, electricidad, soporte técnico, etc.).
    4. Establecer un procedimiento y proporcionar la capacitación para el staff crítico necesario para poder desarrollar el trabajo de forma remota o en condiciones disruptivas.

    Estas son las medidas esenciales que he considerado deben tomar las organizaciones ante situaciones disruptivas originadas de eventos como el coronavirus para mejorar sus opciones de mantenerse operativos (cabe señalar, que para establecer un sistema de continuidad de negocios bajo un estándar como ISO 23301, se requiere en la profundización de estos y otros relacionados).

    Sin duda alguna, la administración de la vulnerabilidad cada vez se vuelve un punto más sobresaliente e importante para las organizaciones y se deben tomar medidas al respecto en un mundo tan acelerado.

    Siempre es un gusto para mí poder compartir un poco de conocimiento y experiencia. Espero este articulo haya sido de tu agrado

    ¡Saludos Cordiales!

    Créditos a las publicaciones de

    ·        Actividadeseconomicas.org. (14 de Marzo de 2019). Datasur. Obtenido de https://www.datasur.com/top-10-paises-mayores-exportadores-del-mundo/

    ·        Consalud. (20 de Febrero de 2020). Consalud. Obtenido de https://www.consalud.es/pacientes/oms-mantiene-escenarios-coronavirus-niega-exista-pandemia_74540_102.html

    ·        Prateek Bhajanka, M. S. (2019). A Guide to Choosing a Vulnerability Assessment Solution. Gartner.