• Posicionamiento 07.03.2019

    Hoy en día es vital para un negocio aparecer en las primeras posiciones de Google, pero hay diferentes formas de hacerlo. Una, según las reglas de Google, y otra usando técnicas para engañar al buscador con el fin de “rankear” la página en menos tiempo.

    ¿Qué es el Black Hat SEO?
    En el SEO hay procesos correctos en los cuales no infringes ninguna norma de Google, el cual se denomina White SEO. Cuando usas técnicas menos ortodoxas, menos éticas, con el fin de engañar al algoritmo de Google o de “hackearlo”, con el fin de posicionar antes una página web, se denomina Black Hat. Ese nombre proviene de las antiguas películas del oeste donde el malo siempre llevaba un sombrero negro.

    Si eres nuevo en el posicionamiento web, el propósito de los motores de búsqueda como Google es proporcionar los mejores resultados cuando alguien completa una exploración. Quieren que las personas tengan una excelente experiencia y garantizar que los resultados que proporcionan no incluyan el spam. Lo hacen automáticamente a través de algoritmos o acciones manuales que tienen como objetivo reconocer y penalizar a aquellos sitios webs que no siguen las normas del buscador. Los algoritmos de los motores de búsqueda se han vuelto más sofisticados a lo largo del tiempo, por lo que hacer este tipo de SEO, podría ser penalizado.

    White Hat vs Black Hat
    Black Hat SEO va en contra de las pautas establecidas por los motores de búsqueda y las manipula para obtener un posicionamiento más alto. Puede llevar a que lo borren o penalicen por completo de los resultados de búsqueda o que obtengan una posición más baja. White Hat SEO es una forma más ética de hacer SEO creando contenido de calidad y una buena experiencia de usuario.

    3 Técnicas Black Hat

    Keyword Stuffing

    Es la práctica de sobreoptimizar un contenido repitiendo muchas veces la palabra clave. Dando mucha importancia a dicha palabra, esto hace que el contenido no sea natural, como este ejemplo:

    “¿Quieres adelgazarte? Para adelgazarte entra en nuestra página web, donde encontrarás nuestro método para adelgazar. Y si lo quieres conseguir más rápido compra nuestras pastillas quema grasas para adelgazar aún más.”

    Esto antes funcionaba muy bien, ya que Google no penalizaba esta técnica. En 2012 Google decidió que la plataforma estaba destinada a los usuarios. Para mejorar su experiencia, Google premió los contenidos con una densidad de palabras clave normal y que, además, que el contenido fuera relevante. Por el contrario, empezaron a penalizar las webs que abusaban de una palabra calve.

    Lo que sí se puede hacer hoy en día es poner sinónimos de la palabra clave y escribir artículos de forma natural ya que Google es capaz de entenderlo y los posicionará igual.

    Cloacking

    El Cloaking es un conjunto de técnicas en las que se muestra un contenido diferente al usuario que a Googlebot con el objetivo de lograr posicionar mejor algunas palabras calve.

    Por ejemplo: Hay una página web con la palabra clave dibujos animados, esto es lo que ve el bot de Google, pero para el usuario es una página porno. Eso es cloaking, engañar a googlebot, haciéndole creer que es una página de otra temática para así generar visitas. Esto hoy en día está muy controlado por Google.

     ¿Entonces el cloaking es malo?

    La respuesta es sí y no. El ejemplo anterior es malo. Pero no es malo hacer cloaking por geografía, es decir, imagínate que tienes una página en diferentes idiomas o una página de .fr otra de .it, pero con el mismo contenido. Dependiendo de dónde sea el usuario, lo enviarás a un idioma o a otro, o a un .fr o .it. Esto Google no lo penaliza, ya que es una práctica natural. Por lo tanto, la página enviará al usuario al idioma de donde sea la IP de dicho usuario. O, por ejemplo, si visita la web desde el móvil, enviará al usuario a una página reducida para mejorar así su experiencia.


    Matt Cutts habla del Cloaking

    PBN

    Una PBN básicamente es una red de blogs con distinta url y mejor con diferente IP, las cuales haces servir para direccionar tráfico a una web a través de enlaces. Es una manera rápida y fácil de crear backlinks. En definitiva, se trata de engañar a Google y hacerle creer que diferentes blogs o webs están enlazando a una única web de forma natural.

    Esta técnica se puede hacer de distintas maneras:

    • Comprar dominios expirados – Esta es la manera más común, comprar dominios expirados con cierta autoridad y utilizarlos para la red de blogs.
    • Crear el blog desde zero – Esta opción es la más fácil y barata, pero también es más lenta que la anterior.

    La red de blogs se debe actualizar con frecuencia para que Google piense que tienen autoridad. La mejor forma “blackhatera” de hacerlo es mediante generación de artículos de forma automática mediante algoritmos.

    Esta práctica también puede ser penalizada por Google, por eso debes hacerlo de forma progresiva. Es muy raro que de un día para otro obtengas mil backlinks. Tampoco deberías enlazar con la misma palabra clave, sino con sinónimos, no es tan efectivo, pero a día de hoy Google es capaz de entenderlo.

    Básicamente el Black Hat se utiliza para agilizar el posicionamiento en los buscadores con procesos que van contra las normas. Esto puede funcionar, pero también conlleva un gran riesgo, una penalización.

    Si quieres utilizar técnicas Black Hat SEO en tu sitio web, déjalo en manos de un experto. Aun así, nadie te asegura que tu página no vaya a ser penalizada.

    Sabiendo todo eso ¿harás Black SEO en tú página web?

    ¿Usas twitter? pues lee nuestro post para saber cómo sacarle el máximo rendimiento para tu empresa.

    Cómo funciona twitter para una empresa

    Escrito por: Marc Lázaro

    admin @ Jueves, 7 de marzo de 2019

  • Comentarios cerrados