• Marketing 13.03.2019

    Julia Pimsleur, emprendedora neoyorquina creadora de Little Pim: Una plataforma para enseñar a niños desde 0-6 años de edad un nuevo idioma.

    Formato: Audiolibro (a través de Audible)

    Idioma: Inglés


    Un libro que debería ser considerado un MUST en las comunidades de mujeres emprendedoras. Si sos una mujer empresaria/emprendedora y buscás inspiración o ideas para llevar tu emprendimiento al siguiente nivel, este libro es una joya.

    Este escrito es mi reseña mezclada con parafraseo del libro.

    Julia, de la manera mas amena comenta de las oportunidades pero también de las amenazas que naturalmente presentamos las mujeres al momento de emprender. Hay muchos factores que minimizan el esfuerzo de una mujer emprendedora dado que aún quedan rastros de lo que fue un movimiento machista que indicaba que la femina pertenece a la casa cuidando de la familia.

    Según testimonios de inversionistas, los hombres tienen mucha mayor seguridad al momento de realizar sus pitchs ya que están llenos de entusiasmo y confianza en su producto, en que su producto será la próxima revolución del mercado. Al contrario, cuando una mujer presenta su pitch por lo general suelen omitir detalles muy importantes como su educación superior en prestigiosas universidades (detalles que no son imprescindibles pero si suman puntas al momento de convencer a los inversionistas). Aquí unos puntos importantes a manera de recomendaciones:

    • Siempre que puedas delegar, delega. Contratar a una asistente medio tiempo es una excelente opción pues es costo muy pequeño con grandes ventajas. Quiérase o no, una emprendedora con mentalidad de “Million Dollar Women” no puede perder su tiempo en detalles mínimos como las fotocopias o manejar su agenda, una asistente efectiva puede aportar mucho valor a su gestión permitiendo a la emprendedora enfocar sus esfuerzos en hacer crecer su empresa.
    • Los esfuerzos de marketing son muy importantes pero una regla de oro es recordar que no vendemos productos o servicios sino soluciones a clientes que tienen una necesidad. Algunos clientes saben que tienen esa necesidad, otros creen que la tienen y a otros, esa necesidad les es creada a través de la persuasión.
    • El networking: Toda mujer con mentalidad de Million Dollar debe invertir en asistir a eventos de networking y proponerse por ejemplo, reunir 10 tarjetas de contacto (sin importancia de la industria) en cada evento. El incrementar nuestra red de contactos nos permite tener un acercamiento a personas que antes eran completos extraños pero ahora pueden ser no solamente clientes sino también stakeholders de empresa. Recuerda vestirte siempre de acuerdo a la ocasión acentuando ciertos detalles para sobresalir entre la multitud. Recuerda tener tus pitchs preparados de antemano, no solo para presentarte con confianza y seguridad sino también porque nunca sabes con quién te puedes encontrar que pueda cambiar el rumbo de tu emprendimiento.
    • La agremiación: No podemos enfatizar lo suficiente la importancia de pertenecer a una organización que agremie un conjunto de emprendedores y organice actividades de networking, capacitaciones, foros, ferias, etc. Este mismo tipo de agremiaciones por lo general tienen asociación con otras organizaciones que facilitan el acceso al crédito, la mentoría, la asesoría y en algunos casos hasta crean espacios de coworking para sus miembros. En Nicaragua estas organizaciones pueden ser la Red de Empresarias de Nicaragua y/o Voces Vitales.

    El balance entre ser mamá y una mujer trabajadora por lo general se ve afectado por los prejuicios emitidos por la sociedad sobre las mujeres que se han venido transmitiendo de una generación a otra.

    Comentaba, que cuando un hombre trabajador se involucra más de lo que su papá se involucró con sus hijos a ese hombre se le considera el doble de lo que fue su papá. Al contrario, cuando una mujer trabajadora cuya mamá se dedicaba 100% a sus hijos se dedica a sus hijos y a su emprendimiento, a esta mujer se le considera menos madre.

    Según testimonios de otras mujeres emprendedoras, sí es posible que exista armonía entre ser mamá y ser empresaria. Este trabajo se hace mucho más posible cuando tenes un círculo de apoyo que te permite desempeñarte de manera natural sin recriminarte el porqué dedicas tiempo a tu empresa y a tus hijos.

    El camino del emprendedor tiene subidas y bajadas, pero un buen equipo de trabajo hacen el trabajo mucho más fluido. Asegúrate de tener una buena comunicación con tu equipo de trabajo. Si ocurren errores, analiza lo sucedido y en lugar de buscar culpables comunica las fallas y verifica que ese error no se vuelva a repetir. Si el error es consecutivo, puedes tener una debilidad en tu equipo de trabajo que debe ser mejorada.

    El camino del emprendedor es difícil, disfrútalo. Mantente fiel a la visión de tu proyecto y procura rodearte que te añadan valor.

    Sitio Web de Julia Pimsleur

    two+seven+one+twosevenone+werule+we+rule+justyna+kedra+global+visionary+julia+pimsleur+million+dollar+woman

    admin @ Miércoles, 13 de marzo de 2019

  • Comentarios cerrados